Promociones exclusivas para clientes

Al Este de Babel. Sujeto, verdad y lenguaje en la era de los algoritmos

Recomendar a un amigo Añadir a mis libros
En papel:
En stock, salida inmediata
17,90 € 17,00 € (Descuento -5.0%)
Consultar disponibilidad en tiendas
Libro electrónico*:
Disponible en versión pdf drm Disponible en versión epub Disponible lectura nube
10,75 €
*Para visualizar los libros electrónicos debe tener instalado Adobe Digital Edition en su equipo. Para conocer más pulse aquí.


El fin de la modernidad trae consigo el ocaso de la subjetividad humanista. El sujeto, central tanto para el individualismo racional de la Ilustración como para la subjetividad romántica, se diluye, se deconstruye al traspasar el umbral de la posmodernidad. 
El autor propone un recorrido intelectual para comprender cómo y cuándo las ciencias humanas renunciaron al sujeto. Si en el siglo XIX las teorías sociales realizaron una necesaria crítica a los pilares de la modernidad y sus procesos de intermediación científico-tecnológica, política y económica, en el siglo XX se asistió a la radicalización de los discursos posestructuralistas y hermenéuticos, que consideraban lo "humano" como una estrategia discursiva. 
En la era del Ciberespacio y de la inteligencia artificial, las teorías posmodernas funcionan como una profecía autocumplida: nada hay fuera del texto, todo es texto. También el sujeto -su identidad, sus deseos, su voluntad- es reducido a puro ejercicio retórico y comunicativo, sin sentido propio. Bajo la apariencia de libertad infinita de elección, en la Galaxia Twitter los sujetos son transformados en máquinas deseantes por los algoritmos, -nuevo Dios omnisciente-, pero esos deseos no son suyos. 
¿Es posible recuperar una noción de lo humano sobre algunos principios universales? Esa restauración pasa por una nueva visión del lenguaje y la comunicación humana que permita al sujeto volver a ser el dueño de sus palabras y de su destino.

Introducir comentario
Libros escritos por
Si no se cargan automáticamente los resultados, pulse aqui para cargar